domingo, 9 de febrero de 2014

Planta latinoamericana silvestre

Relbun (Galium chilensis):

Plantita herbácea silvestre, crece en el centro y sur del país (Chile), nacen varios tallos de forma cuadricular, muy delgado, débiles y ásperos, de 40 a 80 cm de largo.
Las hojas pequeñas, dispuestas de a cuatro, son axilares, oblongas y ovoidales.
En cocimiento -25 grs. por litro de agua- se usa contra las afecciones cardíacas y de las vías urinarias, incontinencia de orina, irritaciones de la vejiga, leucorrea y gonorrea, siendo también muy útil contra la diarrea, disentería y hemorragias.
Este mismo caldo, muy bien colado y filtrado, se recomienda para cubrir las enfermedades de los ojos. La raíz es más astringente que las ramas. 

Planta silvestre latinoamericana

Radal (lomatia obliqua):

Arbol silvestre, crece en el centro y sur del país (Chile). 
Alto, ramoso, de un color púrpura, liso y negruzco en la parte superior. Las flores son blancas y exteriormente están cubiertas de una pelusa oscura. Las hojas son verdes, lustrosas en la parte superior, alternas, dentadas, coriáceas y ovaladas.

El radal colorado es superior en eficacia al blanco. Los palos en cocimiento -30grs. por litro de agua- adicionado de jugo de limón y miel de abejas, bebido caliente al acostarse, o frío, durante el día, es muy útil para curar los resfríados, la tos, la bronquitis crónica y nerviosa y el asma. Además de antiespasmódica (combate las contracturas, los calambres y convulsiones nerviosas). La corteza del radal colorado en cocimiento -40grs. por litro de agua- bastante hervida posee propiedades purgativas.

Planta del huerto

Rábano (Raphanus sativus):
Planta silvestre y cultivada, muy conocida y apreciada. Comida en ensalada, es tónico depurativo de la sangre, digestiva, estomacal, estimulante, antiescorbútico y vitaminoso. El caldo en su
cocimiento -100 grs. por litro de agua y miel de abejas- bebido por agua a pasto, es muy útil y eficaz contra las afecciones de la garganta, bronquitis, pulmón, pecho, hígado, riñones, vegija y reumatismo. El jugo del rábano posee las mismas propiedades, se le da con miel de abejas a los niños y personas débiles del estómago.
Los rabanitos son refrescantes, antiescorbúticos y diuréticos.
La coclearia o rábano silvestre, que crece como maleza en el campo, huerto y jardines, es aun más eficaz que el rábano cultivado, para curar las mismas enfermedades, sobre todo contra las enfermedades de la piel, erupciones, escrófulas, herpes, etc. y contra las afecciones del pulmón y de los bronquios, asmas, catarros, toses, etc. y de la vías urinarias leucorrea, irritaciones, cálculos y catarro de la vejiga.
Las cataplasmas de raíz de coclearia, machacada, hacen afluir la sangre más rápidamente que los sinapismos de mostaza.
Se usa toda la planta en cocimiento -30 grs. seca u 80 grs. fresca, por litro de agua-. Las hojas o raíz fresca se mastican para aliviar las ulceraciones de la boca, fortalecer las encías y especialmente contra el escorbuto.

planta silvestre latinoamericana

Quisco (Cereus quisco):

Planta silvestre muy espinuda, de la familia de los cactus. Crece en los cerros y sitios áridos de casi todo el país (Chile). Su fruto, el guillave, es comestible. El quisco, en cocimiento -60 grs.(fresco) por litro de agua-, se bebe con jugo de limón, contra la fiebre. 
Es refrescante, emoliente y algo astringente, muy útil contra las inflamaciones del recto, disenterías y diarreas.

Planta silvestre latinoamericana

Quintral o Muérdago (Viscum album):

Es planta parásita de varios árboles, donde duermen los pájaros, tales como álamos, sauces, espinos, etc. De 40 a 60 cm de altura, muy ramificadas, de flores rojas y de hojas verdes gruesas y coriáceas.
El fruto en cocimiento -30 a 60 grs. por litro de agua- se bebe una o dos tazas en ayunas para expulsar las lombrices intestinales. Las ramas o cogollos en cocimiento -30 gr.s por litro de agua- se bebe a pasto, contra los calambres, histerismo, epilepsia, convulsiones, vértigos, enfermedades nerviosas, úlceras del estómago, hemorroides, flujos y vómitos de sangre, hemorragias y la tos.

jueves, 6 de febrero de 2014

Plantas silvestres latinoamericanas

Quinchamali (Quinchamalium majus):

Planta silvestre, crece en los cerros del centro y sur del país (Chile). De 20 a 40 cm. de altura y de flores amarillas encarnadas, terminales, dispuestas en espigas.
En cocimiento -30 grs. por litro de agua- bebido en ayunas o por agua a pasto, purifica la sangre, los riñones y el hígado.
Se usa especialmente, contra el reumatismo, los accesos, al hígado, las erupciones de la piel, los golpes, machucones o posternas internas, úlceras, llagas y sífilis.
Al exterior se usa como remedio seguro y eficaz para curar las heridas rebeldes a cicatrizar. Bebiendola adicionada de miel de abejas, normaliza las menstruaciones difíciles.

Plantas Silvestres latinoamericanas

Quina o Cascarilla (Cinchona Calisaya):

Este árbol pertenece a la familia de las Rubiáceas y crece espontáneo en una zona de la vertiente oriental del Perú y Bolivia. La corteza de quina calisaya tiene preferencia por ser más rica en quinina que las otras especies.
La corteza y el polvo de esta planta, se encuentran en las farmacias, son llamados en Chile y generalmente en toda América: cascarilla.
La quina contiene gran cantidad de sustancias activas: un glucósido, quinobina, cuerpos de naturaleza semejante a la colesterin, cineol, cupreol, quebrachol, ácido químico en combinación con los alcaloides, ácido quinotánico, que se transforma en rojo cincónico, y una serie de alcaloides.
La corteza, el polvo o el extracto de quina se usan como tónico general como digestivo, estimulan el organismo y fortifican el aparato digestivo, se ha demostrado que impide la desasimilación.
Las propiedades más importantes de esta planta corresponden a la quinina y sus sales, que disminuyen el poder oxidante del protoplasma, y tiene acción antiséptica, antiparasitaria y antipirética.
La quinina es además, como la quina, un retardador de las combustiones orgánicas y de la desasimilación. Por su intenso amargor provoca hipersecreción de las glándulas digestivas. Tiene todavía dos importantes propiedades, la quinina provoca y activa las contracciones uterinas, especialmente en el parto, y tiene sobre la piel una acción como de pantalla contra rayos solares que producen alteraciones y quemaduras, por lo que es muy útil en el verano y en las playas.
Su uso a dosis altas y aún medianas produce zumbidos de oídos y sorderas por algunos días. Su abuso puede ocasionar trastornos graves y envenenamiento. Su empleo debe ser prescrito por facultativo.